La importancia de tener hábitos de vida saludable

aseo calidad de vida dieta balanceada ejercicio físico equilibrio emocional equilibrio mental habitos saludables higiene

La importancia del bienestar personal hoy en día es más relevante y crítico que nunca. Cada vez más personas se preguntan cómo llevar una vida saludable y equilibrada, que aseguren mejor calidad de vida para hoy y para el mañana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como "un estado de buena salud física, mental y social", lo que significa que este concepto va más allá de que haya o no una enfermedad. Por eso, más que de una vida sana es esencial hablar de un estilo de vida saludable, que considere la alimentación, ejercicio físico, prevención de la salud, trabajo, actividades en nuestro entorno social y relación con el medio ambiente.

Desde este punto de vista, se puede considerar que algunos de los hábitos necesarios para una vida sana incluyen:

  • Dieta balanceada: Una alimentación saludable incluye todos los alimentos recomendados en la pirámide nutricional, pero en una proporción adecuada y en cantidad suficiente para mantener las necesidades nutricionales del cuerpo, según el consumo de energía que utiliza en las actividades diarias que realiza.

  • Ejercicio físico: en general se recomienda unos 30 minutos diarios de ejercicio físico, buscando un suficiente un nivel de ejercicio como caminar rápido durante este tiempo. Esto no sólo favorece quemar exceso de calorías y fortalecer huesos y músculos, sino que también ayuda a controlar la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre. Además, puede apoyar en el control del estrés y fomentar estados de relajación, ayudar a dormir mejor, mejorar la autoestima y la satisfacción personal en general. Esta también es una buena forma de desarrollar actividades sociales saludables cuando se realiza en compañía.

  • Higiene/aseo: Aunque lo damos por sentado, una buena higiene es el principio para evitar problemas de salud: desde infecciones hasta enfermedades dentales o cutáneas. El concepto de higiene no se refiere solamente al aseo y la limpieza del cuerpo, sino que también afecta el entorno del hogar y otros espacios personales.

  • Equilibrio mental y bienestar emocional: No es el enfoque en enfermedades mentales, sino en el estado de bienestar emocional y mental, que es necesario para mantener y desarrollar las habilidades cognitivas, las relaciones sociales y el poder afrontar los retos personales y profesionales de la vida diaria. El estrés, la fatiga, la irritabilidad y la ansiedad son algunos de los signos que indican que el estado mental no es completamente saludable.

  • Actividades y relaciones sociales: Las actividades y relaciones sociales son un aspecto fundamental de la salud humana, y tienen incluso influencia en el proceso de envejecimiento saludable. El aislamiento social puede conducir a una disminución gradual e irreversible de las capacidades físicas y mentales.